23 aprile: in Cataluña si festeggia Sant Jordi

ramblas barcelona

Food Law Spanich - Luis Miguel VaqueDal nostro corrispondente di Barcelona.

Ogni anno, il 23 aprile, nei paesi della Catalogna si festeggia Sant Jordi (Sant Jorge) in modo originale e romantico. La tradizione vuole che l’uomo regali alla sua amata un libro accompagnato da una rosa rossa e le donne invece donano un libro al loro amato.

Cada 23 de abril se celebra San Jorge y, además, es el aniversario del nacimiento de Cervantes. Esta coincidencia es aprovechada por los libreros para poner “paradas” en la calle y vender sus libros con un 10 % de descuento.

ramblas barcelona

23 aprile 2015 – Ramblas Barcelona

En este marco se reitera cada año una tradición especialmente romántica: los hombres compran un libro y se lo regalen a su amada acompañado con una rosa roja; por el contario, las mujeres sólo suelen regalar un libro a su pareja, aunque, de momento, nadie se ha quejado de tan mediterránea discriminación.

Resultado: millones de libros y rosas vendidos, y todas las calles y plazas de nuestros pueblos y ciudades abarrotadas de gente con su obra literaria favorita y flores de regalo: cultura y sentimientos a la catalana.

En Barcelona, que recibe cada año casi tantos turistas como Venecia o Nueva York, la fiesta es todo un derroche de luz y de color (de la bandera catalana, por supuesto, que ondea por todas partes). Los extranjeros que nos visitan ese día se sorprenden y maravillan con esta fiesta tan poco conocida fuera de nuestras fronteras.

No hay ningún manjar reservado especialmente para el día de San Jorge, pero propios y extraños pueden disfrutar de la gastronomía nacional: “habas a la catalana”, pollo con langostinos y de postre… ¡un crema catalana bien quemada!

Para los que quieran venir a Barcelona copiaremos a continuación la mejor descripción, y anuncio turístico también, de nuestra ciudad que incluyó precisamente Miguel de Cervantes en su inmortal “Don Quijote”:

«Barcelona, archivo de la cortesía, albergue de los estranjeros, hospital de los pobres, patria de los valientes, venganza de los ofendidos y correspondencia grata de firmes amistades, y en sitio y en belleza, única».

Así era ya hace muchos siglos y, aunque pocos de los que nos visitan han leído “Don Quijote”, probablemente le darían hoy la razón a Cervantes…